plastico_playas

El peligro del plástico en las playas

Cada año, más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar

 

Las consecuencias que causa la presencia de plásticos en nuestros ecosistemas naturales son visibles para la mayoría de personas. Pero a parte de contaminar visualmente los lugares más bonitos del mundo, a parte de molestarnos cuando estamos disfrutando de la naturaleza, también causan grandes estragos en los seres vivos y en sus ecosistemas, ya que pueden llegar a causar la muerte de miles de animales. 

Si salimos a la calle un día y probamos de preguntar a todo el mundo que encontramos si quieren que se extingan las especies animales o si quieren contaminar el planeta, es casi seguro que la gran mayoría dirán que no. Porque nadie quiere dañar su propio planeta, su propia casa. Pero la realidad es que el plástico que todxs usamos en nuestro día a día termina con la vida de miles de seres vivos después de nuestro uso. ¿Verdad que no dañarías la naturaleza adrede? 

 

Te lo contamos con datos

Según Greenpeace, “cada día se abandonan 30 millones de latas y botellas de plástico en España”. Según la misma ONG, el 80% de los residuos que encontramos en el mar proviene de tierra, mientras que el 20% restante proviene de la actividad marítima. Es decir, la mayoría de los plásticos que se encuentran en el mar provienen del uso cotidiano que hacemos los humanos de este material.

Este dato pone de relieve que, aunque en nuestro día a día reciclemos el plástico que usamos y lo desechemos correctamente, es posible que igualmente este plástico llegue al mar. A causa de las lluvias o el viento, los residuos plásticos pueden llegar a ríos u otras vías fluviales y terminar, inevitablemente, en el mar. De hecho, Greenpeace destaca que hoy en día solo el 9% de todo el plástico que hemos producido y consumido hasta la actualidad a nivel mundial se ha reciclado: el 12% se ha incinerado, y la gran mayoría, el 79%, ha terminado en vertederos o en el medio ambiente.

 

También en el Mediterráneo

Nuestro país se encuentra en la Península Ibérica, una extensión de tierra rodeada por todos los lados excepto por uno. Es decir, es una especie de isla unida a un continente. Es de esperar, pues, que el problema del plástico en las playas no sea ajeno a nuestras costas. 

Greenpeace documenta que entre un 21% y 54% de todas las partículas de microplásticos del mundo se encuentran en la cuenca del Mediterráneo. En 2015 esta misma ONG realizó una serie de investigaciones que descubrieron que el 75% de los residuos que se acumulan en nuestras playas son plásticos. 

La punta del iceberg

Actualmente existen muchas campañas e iniciativas que se centran en recoger el plástico de nuestras playas para que no dañen el ecosistema ni lleguen al mar. Pero según Kara Lavender Law, oceanógrafa e investigadora de la Sea Education Association en Woods Hole, en Massachussets, «no conocemos el alcance total de la contaminación de las playas». Pero, ¿por qué afirma Lavender Law esta frase tan rotunda? 

Actualmente, uno de los mayores problemas ecológicos que enfrentan las playas de nuestro planeta son los microplásticos que se acumulan en ellas. Esto se explica por el efecto de descomposición del plástico acumulado en las playas: al no ser biodegradable, el plástico se va dividiendo en trocitos cada vez más pequeños a lo largo del tiempo por su exposición a la luz solar y al oleaje de las playas, y los microplásticos generados por esta descomposición terminan acumulándose entre la arena y en el fondo del mar.

Cada vez más basura de plástico se acumula en el litoral español. De hecho, los desechos en las playas han crecido un 65% en los últimos 6 años según el último balance del Programa de Seguimiento de Basuras Marinas del Ministerio de Transición Ecológica.

 

Toma conciencia para cambiar el futuro

Según National Geographic, se estima que, si la tendencia de consumo no cambia, para 2050 casi todas las especies de aves marinas del planeta comerán plástico. Además, hasta ahora, se ha informado que unas 700 especies de animales marinos han comido o se han quedado atrapadas en plástico. Para saber más, te recomendamos la página especializada en el efecto del plástico en la naturaleza de National Geographic: Planeta o Plástico.

Sólo siendo conscientes del problema ecológico que supone el consumo de plástico en nuestro día a día conseguiremos revertir esta tendencia. No basta con reciclar correctamente el plástico, o con mejorar las plantas de reciclaje. Tenemos que empezar a centrarnos en la reducción de plástico para evitar de forma eficiente que este termine matando nuestras especies animales. Como dijo Mathama Ghandi: «sé el cambio que quieres ver en el mundo».

 

Fuentes: