Tus finanzas, cada día más sociales

Gracias a las nuevas tecnologías, hoy en día todxs llevamos un smartphone en el bolsillo. Eso nos permite estar conectados las 24h y compartir nuestra vida con una red de personas enorme. Así que, ¿por qué no compartir también la gestión del dinero?

 

Nos pasamos el día compartiendo con los que más nos importan: fotos y vídeos en Instagram y Facebook, opiniones en Twitter, vivencias en stories, artículos interesantes, compartimos los apuntes con nuestros amigxs, compartimos conocimiento en Wikipedia, ideas en Pinterest, GIFs y stickers en WhatsApp… Todo este montón de contenido y conocimiento compartido sólo es posible gracias a las redes sociales, plataformas que nos permiten hacerlo al momento y sin coste alguno.

Conectados: la teoría de los 6 grados de separación

Avanzamos hacia una sociedad hiperconectada en la cual ya es posible hablar a tiempo real con personas que se encuentran al otro lado del mundo. Pero que el mundo es un pañuelo ya hace muchos años que lo sabemos. ¿Sabías que en 1930 el profesor húngaro Frigyes Karinthy desarrolló una teoría que decía que todos los seres humanos estamos conectados? 

Según el escritor, entre todas las personas del mundo sólo hay seis grados de separación. Es decir, cualquier persona puede estar conectada con cualquier otra persona en el planeta a través de una cadena de conocidos con no más de cinco intermediarios, con un total de seis conexiones. Pero esa teoría fue ideada en 1930, cuando las comunicaciones a distancia eran sólo a través de cartas escritas y la radio. Actualmente contamos con un montón de tecnologías diferentes que nos conectan, y lo cierto es que gracias a las redes sociales actualmente algunos estudios “reducen a cuatro los seis grados de separación que se establecieron el pasado siglo”.  

Sharing is caring!

En Mitto, uno de nuestros lemas es “sharing is caring”, o lo que se podría traducir al español como “compartir es vivir”. Compartir es una de las mejores virtudes que tenemos los seres humanos, y tal vez por eso es que cada vez aparecen más modelos de negocio que se basan en esa acción tan bonita que, además de hacernos más felices, aporta beneficios para todo el mundo

Mitto nació para que padres e hijos puedan compartir el proceso de aprender a gestionar las finanzas personales, pero no queríamos quedarnos sólo en eso. Por eso establecimos un sistema de invitación por el cual, si un mitter comparte la app con sus amigxs, puede ganar una recompensa de 5€ por cada amigo que se registre. 

Y también por eso hace tiempo que nuestro tech team ha estado trabajando en una nueva funcionalidad con la cual los mitters pueden compartir gastos y pagar sus compras a medias. Ese sistema hoy ya es una realidad. Así, si algún día tienes deudas con tus amigxs o ellos tienen alguna deuda contigo, podréis saldarla al instante gracias al envío de dinero a través de la app de Mitto. 

Ya nada puede privarte de compartir grandes momentos con tus amigxs, que algún día también se convertirán en grandes recuerdos que compartir y recordar juntxs.

Porque como dijo Alexander Supertramp en el libro y película Hacia rutas salvajes: